¿Estamos embarazados? ¡Qué coñazo!
¿Estamos embarazados? ¡Qué coñazo!

Nuestra industria cinematográfica está bastante podrida, por no decir que básicamente no tenemos industria. La culpa de ello nace en gran medida del nefasto sistema de subvenciones que tenemos y de la espalda que le dan los profesionalidad al futuro. Sí, la piratería está jodiendo el cine, pero menos va ayudar si no comenzamos a verla como un posible aliado más que como un enemigo mortal.

A veces nacen proyectos conscientes de ello que consiguen rascar más espectadores aprovechándose de las otras ventanas de distribución posibles para las películas. El pionero fue Paco León con su Carmina o Revienta (film por el que nadie daba un duro y que finalmente contará con secuela). Ahora es Dani de la Orden, un jovencísimo cineasta de tan solo 23 años surgido de la inagotable cantera de la ESCAC, el que ha presentado un producto explotado de una forma nada tradicional. La idea era pasarla durante una semana por las salas barcelonesas y, después, dar el salto al resto de plataformas. Y así ha sido aunque sorprendentemente el éxito le ha llegado ya desde la taquilla. Si es que cuando las cosas se hacen bien… Una barata pero efectiva campaña viral hizo que la Barcelona nit d’estiu se colara en el ranking de las más vistas de la semana en su estreno, por lo que su numero de salas aumentó. Pero el camino que tenían trazado para ella no se frenó, y su paso por los cines se ha alternado con su estreno en DVD y a través de Filmin. A nivel catalán se ha convertido en el sleeper de la temporada (el  Pa Negre de hace unos años). Eso sí, no hay que olvidar que detrás tenemos a Andreu Buenfauente y Kike Maíllo (Eva). ¡Ah! Y el cansino product placement de Estrella Damm.

En cuanto a la película está bastante mejor dirigida que escrita, pero sus buenas intenciones la convierten en un producto amable, entretenido y carismático. La mayoría de sus actores llevan a cabo un gran papel y sus historias interesan. Eso sí, el relato sufre un pequeño desgaste tras su motivadora primera parte, causado en gran parte por lo predecible de su libreto. Unos ex-novios que se reencuentran, amores imposibles, el miedo ante la madurez y el compromiso o los obstáculos (parece que todavía los hay en algunos sectores) en el amor entre dos personas del mismo sexo. Todo ello dirigido con una delicadeza preciosa, ambientando las 6 historias que aquí se cuenten en una Barcelona real y nada estereotipada. Los pakis, Apolo, el Barça… casi toda la realidad de la ciudad condal tiene su sitio aquí, mostrando un paisaje mucho más cotidiano que aquel aburrido y casi insultante que nos mostró Woody Allen. Incluso tiene cabida algún chiste excesivamente local (Envàs ¿on vas?).

Cualquiera que haya vivido en la capital catalana durante algún tiempo se sentirá reconocido en estas historias paralelas. La genial banda sonora de Joan Dausà también ayuda. No estamos ante la película definitiva sobre Barcelona, pero si ante un film que emociona y que nos deja a un prometedor cineasta que seguro dará que hablar.


Compartir:

Jordi Tobajas

jordi@codecmag.com

Commentario

  1. […] y el intenso segundo LP. Protagonizado por Pau Roca y Noemí Costa y dirigido por Dani de la Orden (Barcelona Nit d’Estiu), el videoclip de la canción nos presenta una accidentada boda donde la banda catalana interpreta […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies