DSC_0537

Un año más, Territorios Sevilla se consolida en la capital hispalense. Han sido más de 34.000 asistentes los que disfrutaron, o no, de una de las ediciones más polémicas del festival.

La verdad es que ya de por sí, el festival contaba con un gran handicap, la final de la Champions League, motivo de divorcios entre cuadrillas y grupos de amigos. Pero la organización decidió programar justo después de que terminase el partido a Lori Meyers, por lo que muchos de los asistentes regresaron al recinto a una hora prudencial como para poder poblar el festival.

Santi balmes - Love Of Lesbian
“¿Cómo están ustedes?”

El viernes, tuvimos que tomar la decisión de elegir entre Manel o Love of Lesbian, que mira que ya es difícil en un festival pequeño se hagan coincidir a dos de los cabezas de cartel. Decidimos optar por los segundos que siempre aseguran un concierto animado. Uno de los conciertos que más nos gustó, por su desparpajo y chulería y por reunir tanto a fans como detractores fue el de la Mala Rodríguez presentando su último disco “Bruja” y con la presencia espontánea de Shotta para cantar su “Quién Manda” canción que fue tomada como himno del festival. Sin duda, y como ya habíamos pronosticado lo mejor de la noche fue el cierre a manos de Alizzz y su eclecticismo plagado de ritmos r&b, electrónica y otros subgéneros. La verdad es que no nos defraudó para nada y nos dejó con ganas de volver a verlo a los platos de nuevo.

La truncada jornada del sábado creo que ha sido sin duda la que más atención ha concentrado y aún hoy lo sigue haciendo. El concierto de Lori Meyers fue sin duda uno de los más concurridos por groupies, adolescentes e indies puretas. El momento fiesta-revival se lo llevaron de calle Ska-p que con su show reivindicativo encendieron al personal. Pogos, empujones, mucho ska y hasta un spray a modo de lanzallamas entre el público llegamos a ver.

La polémica de la noche vino con el esperado “Tributo a Triana” el cual se suponía como uno de los platos fuertes del festival. Y lo fue, pero por lo de difícil de digerir. Programar el concierto justo después del de Ska-p con el consiguiente cambio de tercio no fue una buena idea. Mucho debió durar el concierto de Ska-p ya que algunos de los invitados a participar en el “homenaje” no pudieron esperar para beberse la giralda en copas y salir al escenario animados de más. Muy buenas intenciones en la teoría pero la práctica falló.

Dirigidos por Maga, nombres tan acomodados como Jota (Los Planetas), Noni y Álex (Lori Meyers), Sr. Chinarro, Anni B. Sweet, Juan Alberto (Niños Mutantes) o Soleá Morente, fueron los protagonistas del karaoke tributo a la mítica banda sevillana Triana. Quizás la última parte del concierto se tomase más en serio que el botellón con microfónos que pudimos ver, pero empezando Branko en el escenario Cadena Ser, teníamos muy claro que hasta ahí había llegado la broma. Por lo que, como punto final y broche de oro de Territorios, Branko, parte de Buraka Som Sistema, hizo retumbar las paredes del Monasterio de la Cartuja, quizás por menos tiempo del que nos hubiese gustado.

Una 17ª edición del festival que ha contado con una programación adecuada a (casi) todos los gustos, unos precios en la bebidas muy acertados y agradecidos en comparación con otros festivales. 2 euros una cerveza (1 euro durante el horario de happy hour), unos accesos al recinto bien organizados y apenas sin colas y un punto negativo en cuanto a la colocación de sitios para la recogida de basuras que dejaron el terreno del monasterio como si del mismo charco de la pava se tratase tras una fiesta de primavera. Quizás el factor del éxito de esta 17ª edición ha sido el precio de los abonos, 25 euros dos días de festival y conciertos de primera, precio que fácilmente se gasta uno en salir de media un fin de semana normal.

A todo esto cuando mencionaba lo polémico del festival, quería hacer referencia también a la absurda queja de los sindicatos del Cuerpo Nacional de Policía (UFP) y de la Policía Local de Sevilla (SPPME-A) contra el festival argumentando  “que “no entienden” cómo los organizadores y colaboradores del festival Territorios de Sevilla “han permitido” la actuación de un grupo que lleva por nombre ‘Él mató a un policía motorizado’.” En fin, ahí queda eso.

Fotos: Joaquim Latas


Compartir:

Joaquim Latas

joaquim@codecmag.com

Commentario

  1. […] de disfrutar en el Territorios del agradable entorno del Monasterio de la Cartuja nos habíamos quedado con ganas de más y aún […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies