Ocho claves para poder hablar de las películas de Almodóvar

Todo sobre mi madre (1999) © El Deseo

Cada vez que se acerca una nueva película de Pedro Almodóvar se suceden las conversaciones sobre su filmografía. Antes de su estreno, de lo buenas que son, justo después, de lo decepcionantes que resultan sus últimos trabajos. A sabiendas de que dos años después ensalzaremos su última cinta para poder criticar la siguiente con ganas. Pues bien, si andas un poco pez en el universo del manchego y no quieres quedarte marginado a la hora del café, CODEC te da la oportunidad de ponerte al día en tan solo un minuto con unas simples claves sobre su trayectoria. Parecerás el mayor fan de Pedro desde Olvido Gara.

1-. Las chicas Almodóvar. Todo un clásico de nuestro cine. Sus musas son tan dispares como divertidas. Desde la inolvidable Chus Lampreave a las icónicas Carmen Maura o Penélope Cruz. Otras actrices que han tenido sus mejores papeles con el manchego son Cecilia Roth, Marisa Paredes, Loles León, Rossy de Palma o la exiliada Victoria Abril. Incluso su madre ha hecho cameos en varias de sus películas.

2-. El sexo en todas sus vertientes. Los homosexuales inundan su filmografía, en la que destacan especialmente los transexuales. Entre los actores que se han puesto tetas para una película de Almodóvar encontramos a Toni Cantó, Gael García Bernal o Miguel Bosé, entre otros. Antonia San Juan y Elena Anaya, por el contrario, no necesitaron prótesis para su rol travestido. Lesbianas también ha habido algunas, como Rossy de Palma en Kika o Candela Peña y Marisa Paredes en Todo sobre mi madre.

3-. La estética. La fotógrafía, el vestuario y toda la dirección de arte de las películas de Pedro aportan una estética kitsch a sus historias que las hacen reconocibles desde el primer minuto. Sus primeros trabajos cogieron lo mejor de la movida madrileña y el resto de su filmografía lo ha heredado. Los carteles de las cintas son un claro ejemplo. El de Los Amantes pasajeros ha sido diseñado, ni más ni menos, que por Mariscal.

4-. Pasiones bigger than life. Si los libretos de Pedro comparten un leit-motiv, son las historias de amor pasionales y autodestructivas. El personaje central acostumbra a arrastrar una relación pasada o presente que le ha marcado de por vida y de la que jamás conseguirá desprenderse. Escenas de amor, sexo y desengaño inundan los días de estos personajes, condenados a sufrir.

5-. Las drogas. La movida ya sabemos lo que tiene. Y la mayoría de personajes del cine del manchego han pasado por ella. Según un estudio de la universidad Ramón Llull (sí, en esto pierde el tiempo la gente inteligente) la heroína y la cocaína son las drogas más presentes en sus películas. El propio Pedro escribió en una ocasión al diario El Mundo contestando a esta crítica sobre la excesiva aparición de estupefacientes en su obra.

6-. El humor. Da igual que estemos ante un dramón como una casa, hasta en sus películas más trágicas el cineasta da un respiro a nuestros lagrimales para ofrecernos una píldora divertida. Valgan como ejemplos el monólogo de la Agrado en Todo sobre mi madre o el momento tigre en La Piel que habito. Amén de todos sus primeros trabajos, claro.

7-. Frases inolvidables. Si Almodóvar tiene un Oscar como guionista (Hable con ella), será por algo. Sus guiones contienen frases y expresiones que ya forman parte de la cultura pop cañí. Os dejamos con algunas de las mejores: “¡Qué overdose!” (Laberinto de pasiones) “Qué pena hija mía, tan joven y ya estás como una vaca sin cencerro”, “¿Qué le he hecho yo a los skinhead?” (La flor de mi secreto); “Tetas, dos, que no soy ningún monstruo” (Todo sobre mi madre); “Agustina, tiene cáncer, tienes cáncer, Agustina, venga un fuerte aplauso para Agustina” (Volver); “Ese melón es mejor no abrirlo”, “No labio” (Los abrazos rotos).

8-. La música. Alberto Iglesias, nominado en 3 ocasiones a los Oscar, ha compuesto la partitura de ocho películas almodovarianas. Su trabajo en Todo sobre mi madre, constituye una de las mejores bandas sonoras de la historia del cine español. Además de la aportación del vasco, los filmes han tenido momentos musicales de lo más hilarantes (ansiosos estamos de ver el “I’m so excited” de Los Amantes Pasajeros). Os dejamos con algunos de nuestros favoritos.

PD: Dato para hacerse el hipster: En La Piel que habito encontramos un tema de Trentemöller.


¿Te ha gustado el post?:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir:

Jordi Tobajas

jordi@codecmag.com

Commentario

  1. […] dice que la última película de Almodóvar, la número 20 de su filmografía, es la menos almodovariana de todas. Puede ser esta la razón por la que ha despertado pasiones y odios a partes […]

  2. RT @Codecmagazine: Si no te quieres perder en las conversaciones sobre el cine de #Almodóvar, debes leer nuestro nuevo artículo http://t.co/QE2y0eGBIP

  3. Si no te quieres perder en las conversaciones sobre el cine de #Almodóvar, debes leer nuestro nuevo artículo http://t.co/QE2y0eGBIP

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies