La imagen de Ellen DeGeneres ha sido la más retwitteada de la historia.
La imagen de Ellen DeGeneres ha sido la más retuiteada de la historia.

Como de costumbre, la industria de cine más importante del mundo se ha vuelto a reunir para conceder sus premios anuales. En esta ocasión, 12 años de esclavitud se ha llevado la gloria tras alzarse con tres Oscar, incluyendo el de mejor película. Gravity, con siete premios, y Dallas Buyers Club, con tres, también triunfaron en la noche del cine de Hollywood.

Este año se presentaba una gala emocionante donde todas las categorías parecían tener una favorita excepto la más importante: mejor película. Gravity ha sido la cinta más premiada de la noche con siete galardones: mejor sonido, montaje de sonido, fotografía, banda sonora, efectos visuales, montaje y dirección. Son destacables estos dos últimos premios: En casi todas las entregas de los Oscar, la película que se ha alzado con el galardón de montaje y dirección ha conseguido luego el de mejor película. Alfonso Cuarón recogía estos dos premios emocionado y feliz por haber conseguido llevar a cabo uno de los filmes del año, que a buen seguro pasará a la historia del cine.

La gran apuesta de Steve McQueen ha repetido el esquema de todas las entregas de premios de los últimos meses, y eso parece saber a poco. Una cinta sobre el pasado oscuro de Estados Unidos, un durísimo retrato sobre las vergüenzas de un país arrepentido, debería haber conseguido sin problemas más reconocimientos. Finalmente la cinta ha tenido la mención a mejor filme, actriz secundaria y guion adaptado.

Lupita N'Yongo
Lupita NYong’o

Frozen y El gran Gatsby han conseguido pleno: dos premios cada una en las dos categorías en la que estaban nominadas. La primera se ha alzado como mejor película de animación y mejor canción original por Let it go. El Gran Gatsby, por su parte, ha conseguido mejor vestuario y diseño de producción. En película de habla no inglesa Sorrentino ha respirado tranquilo y La gran belleza se ha llevado el Oscar a Italia.

En las categorías interpretativas no ha habido sorpresas, Cate Blanchett se ha alzado con el Oscar a mejor actriz por su impecable trabajo en Blue Jasmine; y Matthew McConaughey ha hecho lo mismo por Dallas Buyers Club, dejando a Leonardo DiCaprio a verlas venir. Jared Leto (Dallas Buyers Club) y Lupita Nyong’o (12 años de esclavitud) han ganado por sus respectivos papeles secundarios.

En los guiones pocas sorpresas y mucha justicia/injusticia: En guion original ha llegado la justicia con el premio para Spike Jonze por Her, una historia que ha emocionado a medio planeta y que es una de las grandes historias de amor del año. Por otro lado, la injusticia ha llegado en guion adaptado, donde 12 años de esclavitud se ha alzado con el galardón por encima del verdadero mejor guion del año: Antes del anochecer. Tal vez la necesidad de engordar la cuenta de la cinta de Steve McQueen haya dañado las opciones de sus adversarias. Una pena.

Matthew McConaughey
Matthew McConaughey

En una ceremonia con algún momentazo -como el selfie más retuiteado de la historia con varios actores como protagonistas-, se puede decir que no ha sido memorable debido al excesivo peloteo que Ellen DeGeneres suele profesar por los actores, pero ha sido correcta. Cabe destacar la cantidad de películas que tenían varias nominaciones y se han ido de vacío: El lobo de Wall Street, Nebraska, Philomena, Capitán Phillips y la más damnificada, La gran estafa americana, que partía con diez nominaciones y se ha quedado a cero.

Los Oscar no avanzan; este año tenían la oportunidad perfecta para dar el paso que no dieron con Brokeback Mountain y mirar hacia el futuro: donde realmente está la industria. Gravity ha sido el fenómeno del año y aunque es la cinta más galardonada y tiene dos grandes premios como son montaje y dirección, se quedan cortos. La Academia ha preferido mirar hacia el pasado y hacia una temática que estaban obligados a revisar. Sin duda 12 años de esclavitud es una gran película, pero no ha sido el acontecimiento del año ni un filme que pasará a la historia.

Tras una larga carrera hacia el Oscar, lo único que queda claro es que Hollywood todavía es capaz de arriesgarse, y lo más importante, que el público llene las salas. Esperemos que siga esa valentía. Ahora sí, toca mirar hacia el futuro. Nos vemos en la próxima.


Compartir:

Ruben Murillo

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies