Ayer se entregaron los Globos de Oro 2013 en una divertidísima (aunque saturada de publicidad) gala en la que sus presentadoras, Amy Poehler (Parks and recreations) y Tina Fey (Rockefeller Plaza), estuvieron brillantes y llenaron la velada de humor irreverente, aunque mucho menos gamberro que el de Ricky Gervais hace dos años. Una vez conocidas las decisiones de la prensa extranjera de Hollywood, podemos sacar varias conclusiones del resultado de la gala.

-Los Globos se desmarcan como antesala de los Oscar y premian a “Argo“, una de las cintas, a priori, con menos opciones para llevarse el beneplácito de los académicos. Otorgándole el galardón a mejor director a Affleck, categoría en la que ni siquiera está nominado en los Oscar, le dan una buena bofetada en la cara a su hermano mayor y dejan clara su independencia. El reconocimiento al guión de Tarantino también ha supuesto una de las pocas sorpresas de la gala.

“Modern Family” deja de atesorar premios en la categoría de comedia televisiva y la recién llegada “Girls” alcanza el doblete. Su creadora, guionista y protagonista, Lena Dunham, consigue también ser la mejor actriz de comedia y se convierte así en una de las revelaciones de la temporada y una de las showrunners más influyentes de la actualidad. Su próxima película (que seguro no tardará en anunciarse) tendrá sobre ella todas las miradas de la industria.

“Homeland” se consolida como la mejor serie actual y arrasa en la categoría de drama. Claire Danes es, a estas alturas, una de las actrices más prestigiosas de la actualidad tras cuatro globos de oro conseguidos (tres consecutivos). El secundario Mandy Patinkin (Saul) no pudo cerrar una noche redonda. En el apartado de miniseries, la clara triunfadora fue “Game Change”, que gira en torno a la figura de Sarah Palin. Su protagonista, Julianne Moore, le ha arrebatado el galardón interpretativo a la impecable Jessica Lange por Asylum, que no consiguió ser reconocida.

“Los Miserables”, brillaron como comedia o musical, aunque no parece tener serias opciones en los Oscar. Eso sí, el triunfo de Hathaway está bastante cantado y su premio de ayer no hace sino confirmarlo. Hugh Jackman también subió a recoger galardón. La gran daminificada por el triunfo de los cantarines fue “El lado bueno de las cosas”, aunque Jennifer Lawrence sí fue reconocida por el que dicen que es el mejor papel de su corta trayectoria, y le dedicó una ácida puya al productor Harvey Weinsten. Pues, por todos es sabido, que los hermanos Weinsten llevan desde sus comienzos utilizando dudosas formas para promocionar sus cintas de cara a los premios. Jessica Chastain (mejor actriz dramática) será la principal competidora de Lawrence en los Oscar.

-Una “tocada” Adele protagonizó un divertido momento tras ser recompensada por su trabajo en “Skyfall“. Su triunfo en los premios de la Academia parece ya una realidad. La cara de Taylor Swift (nominada por “Los juegos del hambre” tras escuchar el nombre de la inglesa fue todo un poema.

-Definitivamente nos encontramos ante el año de Michael Haneke. Tras alzarse con la Palma de oro en Cannes, “Amour”, la última propuesta del austriaco, se afianzó como la película europea del año al ganar anoche como Mejor película extranjera. Los Oscar, donde cuenta con un importante numero de candidaturas, confirmarán uno de los fenómenos de la temporada y, un reconocimiento, que aunque tardío, está totalmente justificado.


Compartir:

Jordi Tobajas

jordi@codecmag.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies