La importancia de llamarse Ernesto

La importancia de llamarse Ernesto es una divertida comedia de enredo que ahonda en la necesidad –en la sociedad victoriana de entonces, pero también en la sociedad actual- de mantener una doble vida. Es necesario llamarnos Jack y ser formales y correctos conforme a lo que se espera de nosotros, pero también, en ocasiones, es necesario llamarse Ernesto para sobrevivir. Siendo Ernesto una segunda vida actúa como válvula de escape y en ella surge nuestro lado oscuro, el deseo, la transgresión.

Esta obra fue la última pieza de teatro que Oscar Wilde escribió. Relata la vida de Jack Worthing y su intención de comenzar un romance con una joven llamada Gwendolyn, aunque para ello tenga que valerse de una falsa identidad. Se estrenó el 14 de febrero de 1895 en el Teatro St. James’s de Londres con el subtítulo: Comedia trivial para la gente seria. La obra no llegó a España hasta el 3 de octubre de 1919 en el Teatro de la Princesa de Madrid. Desde entonces y hasta nuestros días se ha vuelto a representar en numerosas ocasiones con actores como Guillermo Marín, Rafael Bardem, Nani Fernández, Gemma Cuervo, Tomás Gayo, Mónica Molina o más recientemente con Yolanda Ulloa o Carmen Morales.

La obra, dirigida por Alfredo Sanzol, podrá verse en el Teatro Fernán Gómez hasta el 12 de mayo. Puedes adquirir tus entradas pinchando en el siguiente link:

http://teatrofernangomez.esmadrid.com/espectaculo/802/la-importancia-de-llamarse-Ernesto

Por Daniel de Vicente


Compartir:

admin

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies