Hace poco que llegó a nuestras manos el trailer de Cake, la nueva película de Daniel Barnz (Beastly) protagonizada por Jennifer Aniston.

La actriz interpreta a Claire Simmons una mujer que sufre dolor crónico y que desarrolla una obsesión por el suicidio de otra mujer (Anna Kendrick) que conoció en su grupo de apoyo. Además y para complicar el guión, Claire inicia una extraña relación con el viudo de la mujer que se ha suicidado (Sam Worthington).

Cake se presentó en la última edición del Festival de Toronto, donde fue bien recibida por la crítica que destacó, sobre todo, la interpretación de Aniston. Todas estas críticas alentadoras han hecho correr el rumor de que la actriz podría optar al Óscar.

Mi primer pensamiento fue ¿estamos locos o qué? Muy a mi pesar de la audiencia, nuestra querida Rachel nunca me ha parecido una buena actriz o, por ser más correcta, una actriz cuyo trabajo no destacaba más que por ser la niña bonita de friends. Su personaje, ya que estamos, era el que consideraba menos trabajado. También he considerado que se ha sobrevalorado su belleza, la mujer es guapa pero sin más, más bien sosaina o guapa-del-montón. Pero ese es otro tema.

Dicho esto y para ser más justos, bien cierto es que hace años la vimos en The good girl (Miguel Arteta), junto con Jake Gyllenhaal. Una película dónde la acrtiz apostó por un género dramático, alejado de los roles superficiales y maquillados a los que nos tiene acostrumbrados. Y he de admitir que en esa cinta demostró que, tal vez, estoy algo equivocada porque realmente reveló ser algo más que una cara bonita delante de una cámara.

Su papel en Cake será el papel menos glamouroso de la actriz. Son obvios los kilos de más y el gran trabajo de caracterización para ocultar su “belleza”. Pero, ¿qué tienen las caras bonitas de Hollywood que han de renunciar a su aspecto y recurrir a papeles más oscuros o menos amables para conseguir reconocimiento? Estos cambios radicales y, no tanto, para optar a la tan ansiada estatuilla son cada vez más recurrentes. Ya sea con una pérdia de peso importante hasta quedarse prácticamente tísicas como es el caso de Natalie Portman en El cisne negro, Anne Hathaway en Los Miserables o Angelina Jolie en Inocencia Interrumpida; o bien afeándose y cambiándose la cara como es el caso de Nicole Kidman en Las Horas o Halle Berry en Monster´s Ball, estas actrices (mejores o peores) tienen en común el hecho de ser bellas y haber ganado u optado al Oscar gracias esos pequeños cambios físicos.

Uno de los casos más extremos y sonados fue el de Charlize Theron en Monster y, otros tantos actores masculinos como es el caso de Christian Bale en El Maquinista, Jared Leto en El asesinato de John Lenon o, más recientemente, el de Matthew McConaughey en Dallas Buyers Club.

Sin lugar a dudas, los cambios a los que se ha sometido Jennifer Aniston (cicatrices, kilos demás y sin maquillaje) no son comparables a estos últimos casos pero si que coincide con Matthew en lo que respecta a la proyección de su carrera. Ambos encasillados en el fácil género romanticón, en las que a duras penas se les tomaba en serio y por los que nadie apostaba más que por ser taquilla asegurada. Antes de Dallas Buyers Club o True Detective, McConaughey demostró su talento en una cinta que no llegó a ser estrenada aquí en España, aunque si en Sitges: Killer Joe, película dónde quedé impresionada con su actuación y su gran cambio de rol. Para McConaughey, Dallas Buyers Club supuso no sólo el Oscar, sino el respeto del gremio.

Veremos si Aniston obtiene lo mismo con Cake.

La realidad, la fealdad y los personajes atormentados están de moda ahora en Hollywood y son el nuevo reclamo de los actores para ganar premios. ¿Quién sabe? quizás realmente Jennifer se haya esforzado y nos sorprenda con una actuación que va más alla de lucir tipazo y poner ojitos.

Tendremos que esperar a ver la película para poder opinar realmente.


Compartir:

Úrsula Medeiros

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies