La pasada noche, en una de mis no habituales noches en las que voy a hacer running, no puede evitar perder el ya de por sí afixiado ritmo de carrera y detenerme frente al escaparate de una típica bicicletería de barrio, de esas en las que su estrategia de marketing se basa en el “bueno, bonito y barato” en carteles fluorescentes. Y es que había algo que no pegaba allí, y era precisamente esto:

 

 

Y no fui el único que paró durante el tiempo que estuve allí plantado. Memoricé la marca y una vez en casa no pude evitar indagar un poco más, y es que una nueva tendencia dentro del mundo de la bici está empezando a surgir : otra vez la cultura urbana de los jóvenes reinventa un concepto antiguo dándole nuevos bríos y aportándole un atractivo que hasta entonces muy pocos veían.

En ciudades más o menos llanas el movimiento a la simplicidad máxima está ganando adeptos, los cuales recuperan cuadros antiguos, y no tan antiguos, para convertir cuadros de carretera en bicicletas de piñón fijo, sin frenos, un solo plato y una sola corona. Así podemos volver a ver bicicletas con estéticas ya perdidas con cuadros de acero de tubos finos, manillares de formas poco usuales, bujes finos de pista, ser transformadas en máquinas urbanas contemporáneas. Ahora que llega el invierno, y el frío hace que te pienses dos veces si coger la moto me parece una alternativa económica y con mucho estilo que hará que no pases desapercibido.

La bicicleta de piñon fijo, fixed o fixie es una bicicleta por lo general monomarcha que no tiene piñon libre, lo que significa que no tiene punto muerto — los pedales están siempre en movimiento cuando la bicicleta esté en marcha, y esto significa que no puedes dejar de pedalear mientras la rueda trasera gire, la rueda trasera, cadena y pedales girarán siempre juntos. Por este motivo, se puede frenar haciendo una fuerza inversa al sentido de la marcha y también andar marcha atrás. Una bicicleta de piñón fijo no tiene cambio de marchas o, mejor dicho, sólo tiene una.

Una de las marcas de las que os quería hablar es Create bikes: Diseño, personalización al gusto, sin lujos por un precio ajustado , en torno a los 400 €. Es una de las opciones más económicas para este tipo de bicis, y valorando opiniones a través de usuarios parecen tener una buena relación calidad / precio.

 

¿Que el presupuesto no es problema para vosotros, os liáis la manta en la cabeza y buscáis algo que además os sirva para alguna escapadita por la carretera ? También tenéis opciones de más caché : Kamikaze, Bianchi, Cinelli, mongoose o Fuji son de lo mejorcito del sector. Visitad los enlaces a las respectivas webs, porque la verdad que son una pasada. Eso sí, permitidme un consejo: Compraros un buen antirobo.

 

 


Compartir:

Cecilio Cerrillo

Admirador de la gente con estilo y blogger inconsciente ideante mustculinity.com: espacio de tendencias en moda para el hombre actual + miscelánea de secretos de estilo + dosis de streetstyle + información sobre eventos y atípicos emplazamientos. Todo lo que debes saber y tener.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies