¿Es para tanto Deadpool?

dead

Lo de Deadpool no se lo esperaba nadie. Tras la decepcionante aparición del personaje en X-men orígenes: Lobezno, a Fox no le quedaron ganas de volver darle protagonismo al socarrón superhéroe de Marvel.

La insistencia casi obsesiva de Ryan Reynolds y la respuesta apabullante a un teaser filtrado “por accidente” en la red, consiguieron que el estudio se lo replanteara pero, eso sí, su película iba a ser low-cost total. Con un presupuesto muy ajustado para este tipo de productos (4 veces menos que la última de X-Men), un calificación R y un director novel, la confianza en el personaje era casi nula. Tampoco quisieron introducirlo en el arco argumental del resto de mutantes, vaya a ser que el universo de oro creado por Bryan Singer se fuera al traste.

¿Cuál ha sido la razón de que en su primer fin de semana en Estados Unidos la película duplicara en taquilla su presupuesto? Son varias: por una parte una campaña de marketing extremadamente original y resultona (¡y barata!) y por otra el punto de partida del filme. Deadpool no comparte los lugares comunes que encontramos en la mayoría de películas de superhéroes. Es más, ni siquiera es un héroe.

La película ha arrasado en todos los mercados en los que se ha estrenado (incluido España) y ya ha multiplicado por 10 su presupuesto. ¿Consecuencias? La secuela ya está en marcha , su incursión en la franquicia madre está asegurada y vamos a vivir, por fin, una interesante hornada de cine masivo para mayores de 18 años.

Pero, ¿se merece la película el éxito atronador que ha tenido?

Sí y no, vayamos por partes.

Nadie puede negar que el punto de partida de la película es realmente impactante. Vemos a Deadpool garabateando una viñeta protagonizada por él mismo mientras le explica al propio espectador, que es un personaje más de la película, cómo ha conseguido que le dieran una película propia. Como él mismo reconoce al principio de la cinta, la película no es en absoluto lo que te esperas y muchos acompañantes ajenos al mundo Marvel respiran tranquilos en su butaca tras los primeros minutos de metraje. Pese a sus reticencias iniciales, todo apunta a que la peli sí va a molar.

Tim Miller utiliza recursos de metacine más cercanos al cine de autor que al palomitero, Masacre revienta la cuarta pared una vez tras otra, haciendo que tengas curiosidad por saber hasta donde será capaz de llegar.

Sin duda los mejores chistes están relacionados con las autorreferencias al mundo Marvel y al bajo presupuesto de la cinta y con las múltiples referencias a la cultura pop, tanto vintage como actual.

Pero también hay sitio para los gags de brocha gorda que harán las deliciosas del público menos exigente pero que deslucen la brillantez del conjunto.

Otra arma de doble filo es el extremado carisma del protagonista, en el que se deja la piel un Ryan Reynolds que por fin parece que va a hacerse con un reconocimiento dentro de la industria. Quién se lo iba a decir hacer unos años… Los hay que incluso han pedido que Deadpool presente alguna entrega del legendario Saturday Night Live.

Pero este esfuerzo puesto en el protagonista ha hecho que los secundarios no estén todo lo desarrollados que deberían. Funcionan como contrapunto cómico en la mayoría de los casos y ni siquiera los mutantes de la escuela de Charles Xavier tienen  la garra suficiente.

La historia de amor, protagonizada por una interesante Morena Baccarin, patina por momentos bordeando el límite con la rom-com clásica y azucarada.

En definitiva, Deadpool es un divertidísimo y sorprendente filme que revienta las bases del cine Marvel pero que, en realidad, explora caminos por los que ya pasaron otras apuestas que merecieron mucha más suerte como Kick-Ass o Scott Pilgrim contra el mundo.


¿Te ha gustado el post?:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir:

Jordi Tobajas

jordi@codecmag.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies