Nuestro semáforo determina que Selma se va a comer los mocos el domingo.
Nuestro semáforo determina que Selma se va a comer los mocos el domingo.

Tras analizar los puntos fuertes y débiles de Boyhood, El Gran Hotel Budapest, The Imitation Game y Whiplash, ahora toca conocer qué posibilidades tienen el resto de candidatas a llevarse el Oscar a la Mejor Película del año.

Birdman

¿Por qué puede ser la mejor película del año? 

Es divertida, audaz, ácida y juega con el metacine (aunque la acción transcurra en un estreno teatral), lo cual siempre gusta mucho dentro de la industria. Michael Keaton encabeza un reparto en especial estado de gracia e Iñárritu nos regala una dirección prodigiosa y original, repleta de falsos planos secuencia. Si Boyhood es la favorita de la crítica, Birdman lo es para los profesionales del cine (como ya han demostrado los galardones de los distintos sindicatos cinematográficos). Si nos fijamos en la tendencia histórica: es el año de Birdman.

¿Por qué no puede ser la mejor película del año?

Es excesivamente crítica con los blokbusters hollywoodienses, algo que puede molestar a una Academia a al que le gusta premiar de vez en cuando al cine espectáculo. Además, algunos de los que salen escaldados en la película seguramente cuenten con voto para los premios.

Probabilidades: Muy altas.

El Francotirador (por Dario Marin)

¿Por qué puede ser la mejor película del año? 

No es la típica película que narra las hazañas de un francotirador, Clint consigue un balance perfecto entre drama y acción, sin caer en los extremos. Además El francotirador es una historia muy bien contada, Eastwood acierta completamente en la adaptación del libro a la gran pantalla. Y finalmente, la actuación de Bradley Cooper es fantástica, digna de poder considerarse la mejor película del año. Partía con pocas opciones pero su abultadísima taquilla en USA le da opciones de convertirse en la sorpresa de la noche.

¿Por qué no puede ser la mejor película del año?

 En el lado negativo está el exacerbado patriotismo que está presente durante toda la película, sino te gusta el patriotismo americano, directamente no la veas. Así como un final algo decepcionante, tras más de dos horas de película, un acontecimiento tan importante como es la muerte de la leyenda americana, Chris Kyle, se resuelve con una simple línea. Siempre hay tiempo para premiar a Eastwood… esperemos.

Probabilidades: Moderadas/Altas

La teoría del todo

¿Por qué puede ser la mejor película del año?

¿Hay algo más oscarizable que el biopic de una mente prodigiosa (ups)? Sí, el biopic de una mente prodigiosa con una enfermedad degenerativa. Además, Eddie Redmaine interpreta a la perfección a Stephen Hawking, por lo que la película parte con un eunuco dorado más que garantizado.   Su historia de amor con Felicity Jones es sencillamente adorable y la película, pese a dramatismo, deja una sensación good-felling tras el visionado.

¿Por qué no puede ser la mejor película del año?

Otro año podría haber tenido más posibilidades pero parece que en esta ocasión los académicos han optado por las cintas más indies y rompedoras y La teoría del todo es una de esas películas de la vieja escuela. El reconocimiento a su protagonista será más que suficiente para esta historia tierna y bonita pero que no dura demasiado en la memoria del espectador. Su tufo a tv-movie con presupuesto le jugará en su contra, aunque se trate de una propuesta más interesante de lo que a priori parecía.

Probabilidades: Moderadas/Bajas

Selma

¿Por qué puede ser la mejor película del año? 

El hastag que se popularizó tras conocerse el resultado de las nominaciones, #OscarsSoWhite, podría haber hecho saltar las alarmas en la siempre tan correcta Academia. Podrían espantar cualquier duda sobre su supuesto racismo premiando a esta película, pero sería excesivamente injusto. El activismo y los derechos humanos siempre han dado mucho juego en las quinielas y el nombre de Martin Luther King Jr. es toda una garantía. Además, tener detrás a una de las personas más influyentes de América, Oprah Winfrey, puede jugar y mucho a su favor.

¿Por qué no puede ser la mejor película del año?

No nos engañemos, se ha colado en la categoría solamente para cubrir el hueco negro (y parece que no ha sido suficiente). Solamente cuenta con una nominación más, y menor (mejor canción), por lo que sería ridículo que se alzara con el máximo galardón.  Sobre su calidad no podemos decir demasiado, pues ni siquiera se ha estrenado todavía en nuestro país. Las críticas son buenas pero no demasiado entusiastas.

Probabilidades: Nulas.


Compartir:

Jordi Tobajas

jordi@codecmag.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies