Toca empezar a hacer cábalas de cara a la 87ª Edición de los Oscar y ver qué películas tienen mas posibilidades de meterse la gala en el bolsillo. Una de las ediciones menos clasiconas y con propuestas más alternativas, por lo que la emoción está servida. Eso sí, como cada año, hay mucho guión escrito y las sorpresas no acostumbran a estar a la orden del día en cuanto a resultados se refiere. Por eso, vamos a dar con las claves de qué filme tiene más papeletas para encumbrarse el próximo 22 de febrero.

boyhhh Boyhood

¿Por qué puede ser la mejor película del año? 

El concepto del rodaje ya por si mismo pasará a la historia del cine. Un hito como este merece ser premiado. Una vida a tiempo real con unos actores en estado de gracia. Además, el paseillo que se ha dado por todas las entregas de premios anteriores no hacen presentir nada malo. Lo que está claro es que ha llegado el momento de que Linklater pase a formar parte de la lista de los directores de primera categoría (al menos de forma oficial, moralmente ya lo está)

¿Por qué no puede ser la mejor película del año?

Los Globos de Oro no siempre dan en el clavo y si algo ha demostrado su última edición es que los votantes se han atrevido más que nunca, alejándose del clasicismo de los Oscar. Más allá de todo lo que engloba la película, puede parecer que la historia no es gran cosa y que su continente es mayor que su contenido. Es probable que dentro de unas décadas, fuera de contexto, el filme pierda su gancho y nos quedemos con una cinta entretenida sin más. ¿La película más sobrevalorada del año? No falta gente que lo piense.

Probabilidades: Muy altas.

The Imitation Game: oscars7

¿Por qué puede ser la mejor película del año?

La historia de Alan Turing tiene muchísima miga y en esta película ha sido enfocada de la manera más académica posible. El machaque promocional está asegurado de la mano de los hermanos Weinstein y su tufo a patriotismo juega a su favor. Además, la interpretación de Benedict Cumberbatch es magistral y solo le falta ganar este galardón dorado para confirmar que es el actor de moda.

¿Por qué no puede ser la mejor película del año?

Todos aquellos que conozcan la obra y milagros de Turing saben que la cosa no fue exactamente así. Ni era un patriota ni un reprimido sexual. Su vida daba para un enfoque mucho más arriesgado y al final la cosa se queda en biopic al uso, sin chica ni limoná. ¿En serio Keira Knightley está nominada por esto? No decimos que la chica lo haga mal, pero no destaca en absoluto y su nominación nos da mala espina. ¿Habrá recibido 6 nominaciones solo por presión de la productora? No seremos malpensados… de momento.

Probabilidades: Moderadas/Altas

oscars8 El Gran Hotel Budapest

¿Por qué puede ser la mejor película del año?

Es, junto a Birdman, la película más nominada del año.  La Academia ya demostró con The Artist que se puede premiar perfectamente a una película cuya estética sea su punto fuerte.  Sería la forma perfecta de reconocer el personalísimo talento de Wes Anderson con la película más premiable de su filmografía.  Maravillosa de principio a fin merece ser recordada más allá de por su impecable guión (que parece ser el galardón destinado a este tipo de propuestas año ras año).

¿Por qué no puede ser la mejor película del año?

Cuando una estética es apabullante siempre se tiende a desconfiar de su contenido. Y, aunque en esta ocasión la premisa no se cumple, muchos académicos se quedarán sin arañar más allá de su superficie. Ninguna de las interpretaciones de la cinta ha sido nominada, lo cuál la convertiría (de ganar) en una rara avis a nivel histórico.  Wes, sigue intentándolo (aunque no creemos que sea tu intención).

Probabilidades: Moderadas/Bajas.

Whiplash oscar6

¿Por qué puede ser la mejor película del año?

La música siempre ha sido una de las pasiones de los votantes y este filme inocula una pasión por ella a los espectadores que pocos productos consiguen.  Sin demasiados artificios consigue enganchar y la actuación de JK Simmons está llamada a pasar a la historia (su hombrecito dorado está más que asegurado). ¿Es el momento de reventar las apuestas y apostar por un producto diferente? Quién sabe…

¿Por qué no puede ser la mejor película del año?

No nos engañemos, se ha colado de chiripa. Es apasionada pero no revolucionaria en ningún aspecto, ni en su temática ni en las formas. Desde que se aumentaron el número de candidaturas posibles a Mejor Película, los académicos siempre han sentido la necesidad de cubrir la cuota indie, y este es el ejemplo de este año. No se irá de vacío pero tampoco será la revelación de la noche., puesto que no merece ni una cosa ni la otra.

Probabilidades: Nulas.

¿Qué color del semáforo encenderán el resto de candidatas? Pronto lo analizaremos.


Compartir:

Jordi Tobajas

jordi@codecmag.com

Commentario

  1. […] Tras analizar los puntos fuertes y débiles de Boyhood, El Gran Hotel Budapest, The Imitation Game y Whiplash, ahora toca analizar qué posibilidades tienen el resto de candidatas a llevarse el Oscar a la Mejor Película del año. […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies