No podemos negar que es la película del momento y de la que todo el mundo habla. Después de su triunfal paso por Cannes, el filme se estrenó en la cartelera americana provocando una sensación agridulce en el espectador. Muchos fueron los que pagaron una entrada para ver la película y se fueron decepcionados a casa porque no era lo que esperaban. Incluso una mujer de Michigan llegó a demandar a la distribuidora de la película alegando que, tras ver el trailer de “Drive”, creía que iba a ser un producto similar a la saga “Fast and the Forious”.

Pero no, todos aquellos que busquen una historia llena de acción, chicas con poca ropa y mucha testosterona han acudido al lugar equivocado. “Drive” es mucho más. Tras un comienzo emocionante, con unos títulos de créditos que hacen presagiar que la película no es una más, la historia se despliega lentamente al más puro estilo noir, con una estética pop muy rompedora pero que bebe del cine americano más clásico. Tendencia y clasicismo que se conjugan a la perfección con una banda sonora muy personal, con temas de Cliff Martinez y Kavinsky.

Ryan Gosling es la estrella de la función, un personaje que parece frío e insensible pero que finalmente se mete en el lío más grande de su vida para ayudar al marido de la chica a la que ama, todo un buenazo. Su nominación al Oscar podría estar muy cerca, pues estamos sin duda ante el papel que marcará su carrera. Entre los secundarios cabe destacar a unos siempre eficientes Albert Brooks (“Breaking Bad”) y Ron Perman (“Hellboy”). También realiza un gran papel la sufridora Carey Mulligan.

¿Y tú? ¿La has visto ya? ¿Te ha conquistado o te ha dejado indiferente?


Compartir:

Joaquim Latas

joaquim@codecmag.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies