eddie

¿Todavía no conoces al actor de moda? Te damos las claves sobre un británico que dará mucho que hablar.

1-. Es uno de los mayores talentos de su generación. Su interpretación de Stephen Hawking es impecable. Encarna al científico durante su proceso de aprendizaje, pero también en su deteriorio físico y emocional  y es convincente en todo momento. Algo muy extraño debería suceder para que Eddie no saliera del Dolby Theatre con un Oscar en la mano. Ya dio muestras de su fuerza interpretativa en Savage Grace y My week with Marylin, entre otras, aunque hasta este momento ninguna de las cintas en las que había participado habían estado a su nivel. Forma parte, junto a su colega Benedict Cumberbatch, de la nueva generación de actores británicos que están en todas partes.

2-. Toca todos los palos. No solo lo hemos visto en la gran pantalla. Fue uno de los protagonistas de la adaptación a la televisión del bestseller Los pilares de la Tierra, de Ken Follet. También ha hecho mucho teatro, desde 2002 concretamente. Su trabajo sobre las tablas le valió un premio Tony por la obra Red, como mejor actor de reparto. Aunque también tuvo papeles protagónicos como en Richard II, de William Shakespeare

3-. Sabe cantar. Lo demostró en Les Misérables. Para muestra un botón:

4-.  Su rollito british nos supera. Y es que estudiar en Cambridge no solo te garantiza una gran educación intelectual, sino también un estilazo del copón. Fue considero por la revista GQ el hombre mejor vestido de Inglaterra y es que sus modelitos en las entregas de premios y pasarelas siempre destacan (para bien). Además, ha tenido innumerables trabajos como modelo y ha sido imagen de Burberry junto a Cara Delevingne.

5-. Es romántico hasta la médula. El actor se casó hace unos meses con su novia Hannah Bagshawe en una romántica ceremonia en Babington House. Para las nupcias, contrató a un equipo de efectos especiales y asi recrear una perfecta postal invernal.  Además, anunció el enlace con una nota formal en el diario The Times, como buen británico de la alta sociedad.

6-. Se atreve con todo. Porque para ser favorito al Oscar y, a la vez, formar parte del elenco de una película de los hermanos Wachowsky hay que ser arriesgado. Esperemos que no le afecten las nefastas críticas que está teniendo El Destino de Júpiter. Nosotros, por lo menos, nos quedaremos con sus abdominales .

7-. Es sincero y humilde. No tiene pelos en la lengua a la hora de relatar sus momentos más vergonzosos.  Concretamente, él mismo contó que su prueba para la nueva de Star Wars fue ‘catastróficamente mal’, destrozando así uno de sus sueños de la infancia. Unos días después, en The Graham Norton Show, escenificó otra audición terrible que había protagonizado postulándose para ser Bilbo Bolsón en la recientemente cerrada trilogía de El Hobbit. El resultado fue hilarante.


Compartir:

Jordi Tobajas

jordi@codecmag.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies