The OA, ¿en qué lado estás tú?

oa

Netflix ha confirmado que, finalmente, The OA tendrá segunda temporada, algo que seguramente haya dividido a los que presenciaron la caótica historia de Prairie. ¿Era mejor dejar la serie con el final de la primera temporada? ¿De verdad están preparados los guionistas para desvariar aún más? ¿Nos estarán tomando el pelo? Muchas dudas en torno a una serie que no ha pasado precisamente desapercibida.

El estreno de una nueva serie propia de Netflix siempre es recibido con gran expectación pues, si algo ha demostrado la plataforma de streaming, es que es única a la hora de promocionar sus lanzamientos. Por eso nos llamó tanto la atención cuando oímos hablar de The OA, de cuya existencia no se sabía nada hasta casi su estreno. Esta misteriosa ficción está producida por Brad Pitt y dirigida por Zal Batmanglij, cienasta con gran personalidad y estilo propio responsable de Sound of My Voice o The East. De nuevo cuenta con su guionista y protagonista fetiche, su esposa, Brit Marling, sin lugar a dudas el alma de The OA. Marling se ha convertido en toda una artista de culto dentro de la sci-fi más underground gracias a las películas de su marido u Orígenes.

El arranque de The OA no es demasiado espectacular, con una nueva historia sobre una chica desaparecida que regresa a casa cuando todos la daban por muerta (y llevamos ya…). Si no fuera porque su fotografía y ritmo nos recuerda a la gélida ficción nórdica, nada nos hubiera llamado la atención del primer tramo de su piloto. Son los últimos minutos los que marcan la diferencia y evidencian que lo de esta serie es otra movida.

Lo más recomendable para disfrutar de esta serie es abrir la mente lo máximo posible y dejarte llevar por un guión incómodo e irregular que te hace plantearte numerosas preguntas sin darte demasiadas respuestas.

Pero no son necesarias. Aquel que busque planteamientos que desemboquen en ingeniosas y detalladas explicaciones metafísicas va a quedar profundamente decepcionado. Porque aquí los misteriosos no forman parte de un intrincado puzzle que encaja a la perfección. The OA te facilita únicamente las piezas y serás tú el que tendrá que hacerlas encajar. Los guionistas no pretenden convencer al espectador sino hacerle partícipe del testimonio de su protagonista y que sea él el que decida si tiene pies y cabeza.

Al fin y al cabo los grandes misterios siempre dividen a la gente ente fieles e incrédulos. Las coreografías del responsable de Chandelier, el acento cubano de Paz Vega o las desdibujadas personalidades de los secundarios, no son más que atrezzo en esta historia donde la clave reside en posicionarte a un lado u otro del tablero.

Si la serie consigue que te mojes, habrá valido la pena la experiencia que propone el  mundo de The OA.


¿Te ha gustado el post?:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir:

Jordi Tobajas

jordi@codecmag.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies