Entrevista a Niños Mutantes: “Vimos el fantasma de la disolución más cerca que nunca”

mutantes

Los granainos pioneros en el indie español cuentan con una gran trayectoria a sus espaldas y, tras superar unos nubarrones negros, volvieron a ver el sol  floreciendo con Diez, su último trabajo y para algunos, el mejor de todos. Reforzados con un quinto miembro, Alonso Carmona, de “Napoleón Solo” han llevado a cabo una gira por gran parte de los festivales de este país en 2o17.

En una de estas citas pudimos hablar con ellos y esto fue lo que nos contaron.

¿Cómo se afronta el llevar más de 20 años en el panorama musical español? Sabemos qué es un mundo bonito, pero que a la vez puede convertirse en cruel. 

Nani: Pues depende de la perspectiva. Si lo pensamos con la perspectiva de los años mal… ¡fatal! Pero si lo pensamos con la perspectiva de que hemos sobrevivido durante más de 20 años al circuito y a lo difícil que es seguir haciendo discos y que la gente siga mostrando interés por tu banda, pues desde ese punto de vista estamos muy orgullosos y felices.  

Juan Alberto: Nosotros nos sentimos super afortunados de estar aquí, porque bueno, no es habitual que un grupo dure tanto, pero además nosotros nunca tenemos la sensación de vivir de las rentas y de que el pasado fue un tiempo mejor, sino que siempre tenemos la sensación de que estamos haciendo las canciones que más nos gustan, tocando y sonando en directo mejor y eso nos da ilusión y siempre tenemos la sensación de seguir creciendo y yo creo que esa es la clave porque si no, pues sería para decir apaga y vámonos.  

Sabemos que habéis pasado por un conflicto interno pero vemos que lo habéis sabido capear y aquí estáis dándolo todo. 

Miguel: ¡Sí! Que nosotros lo hemos contado y supongo que en todas las familias pasa. Lo que pasa es que vimos el fantasma de la disolución más cerca que nunca en 20 años y eso fue lo que nos asustó de repente y dijimos: hostia esto puede irse al garete en algún momento si no nos cuidamos los unos a los otros, nos entendemos y nos aceptamos tal y como somos, y nos dio un poco de vértigo, la verdad. Hemos aprendido de la movida que tuvimos de la crisis y Juanito hizo una canción para rescatar la ilusión y para decir que quizás ya no logres tantas cosas como cuando éramos más jóvenes que nos pasábamos el día entero juntos… bueno ahora también nos pasamos el día entero juntos (risas), pero la música es nuestro gran vínculo y lo que ha hecho que sigamos aquí. 

Nani: Como dice Andrés, los mejores polvos son de la reconciliación y el equivalente en nosotros es Diez, que es este disco que para nosotros es uno de los mejores polvos de nuestra vida y sabemos que seguramente sin esa crisis, sin esa pelea interna y sin las tensiones que vivimos durante 2015 y 2014, seguramente no sería este disco como es, porque estábamos metidos en otra movida; lo de mutanciones nos hizo parar en un momento muy malo, nos generó mucha tensión, mucho estrés…se juntaron muchos vértices que hicieron que esa explosión surgiera, se diera, pero yo creo que a la larga ha sido buena porque nos sirvió para liberar muchas tensiones y para enfocar muy bien hacia donde queríamos llevar este disco.  

Personalmente creemos que es vuestro mejor disco, el que más nos ha llegado. ¿Cómo os habéis inspirado? Sabemos que algún viaje hay de por medio. 

Juan Alberto: 2016 fue un año en el que pasaron muchas cosas poco habituales para nosotros. En principio queríamos estar trabajando haciendo el disco y no haciendo conciertos, lo que pasa que nos encontramos con la movida de las mutanciones y las versiones que nos hicieron, pero aun así decidimos que no íbamos a estar tocando mucho y eso te permite hacer otras cosas. Yo hice un par de viajes que han inspirado canciones. Hay la de Glaciares y Volcanes, una canción que viene de lo que transmite un sitio como Islandia y Pura Vida de lo que transmite un sitio como Costa Rica… si National Geographic pone dinero podemos seguir haciendo canciones muy chulas y seguir viajando por el mundo (risas). 

Glaciares y Volcanes para mí es un temazo que me llegó desde la primera vez que la escuché y no me la he podido quitar de la cabeza y hoy la habéis tocado muy pronto (risas). Supongo que tenéis que ir intercalando canciones del nuevo disco con temas anteriores para contentar al público.  

Juan Alberto: Todos los discos tienen distintas etapas. Primero, las canciones van naciendo, las vas preparando y van cogiendo forma, y luego ya cogen una forma prácticamente definitiva cuando las grabas, y finalmente ya empiezas a darlas a conocer a la gente y realmente no sabes cuales son las canciones que más van a quedarse en el público. Nosotros tenemos nuestras ideas, por ejemplo NM, la canción que escogimos como single porque le hicimos un vídeo, pero luego al final el tiempo va colocando cada una en su sitio y ahora mismo todavía no sabemos cuáles son de este disco las canciones que al final serán las que queden.  Lo cierto es que al principio estás enamorado de todas las canciones de un disco si no, nunca las hubieras grabado.  

Nani: Al final quedan dos o tres. 

Juan Alberto: Ahora mismo no se sabe cuáles son las canciones de Diez que se quedarán. Es guay ver ese desarrollo y a veces te llevas sorpresas grandes, por ejemplo ahora mismo una de las canciones que no pensábamos que fuera de las más potentes del disco, la de No continúes, a nosotros nos produce una sensación muy intensa y luego también en la gente reacciones buenas, pero es divertido ver todo eso. 

¿Qué opinión tenéis sobre el boom de los festivales en nuestro país? 

Miguel: A nosotros cuantos más festivales haya mejor, pero sí que es verdad que es un modelo de ocio y la gente no solo va por la música, en muchas ocasiones va por todo lo demás que no es la música. 

Nani: Un modelo de ocio y un modelo de cultura. 

Juan Alberto: Los festivales han cambiado mucho. Nosotros como público y como grupo fuimos a los primeros festivales de música independiente que se hacían en España. Yo estuve en la cuarta edición de Benicasim y después tocamos la primera vez en el 98. Los festivales en aquel momento eran como romerías de devotos, de gente que estaba metida en una secta que era la música y eran conciertos que se podían ver con los ojos cerrados porque lo importante era la música. Ahora la proliferación de festivales por una parte está guay, que no sea una secta de 4 guays que van a los festivales sino que se haya expandido a un público más masivo, pero es verdad que se ha convertido en un producto de mercado, de consumo rápido, de emociones rápidas para hacerse un selfie … y siempre algún cantante se sale a cantar entre el público. Se están creando una serie de clichés muy repetitivos y ya son conciertos más para verlos que para escucharlos, en muchos sentidos. Tiene una parte guay pero es verdad que la música se oye a un nivel mucho más de superficie que antes, al menos a mí me da esa sensación.  

Nani: Creo que es un producto más de la industria musical, si quieres vas y si quieres no vas, la gente va a pasarlo bien y a escuchar música. Hay muchísima gente que va a escuchar música y muchísima gente va a pasarlo bien, pero es que no es incompatible. Hay festivales que el modelo es pásatelo bien y no importa la música y otros festivales en los que prima la música.  

Miguel: Puede ser que luego afecte a la gira de salas, eso sí, que hayan machacado mucho las salas.  

Se ha puesto muy de moda lo de ser indie, por eso realmente queríamos preguntaros ¿qué es exactamente el indie? 

Miguel: Hoy por hoy es la música española. Todo el mundo se suma al carro, el indie se ha abierto mucho afortunadamente porque no molaba tampoco cuando éramos unos pocos solos, necesitamos más gente, pero claro eso ha hecho que se abra también el abanico de la música indie, todo el mundo se suma al carro de que el “indie mola”. 

Nani: En realidad el indie era la nueva música española que debería de haber llegado a los medios de comunicación y que se han negado durante 20 años, eso es el indie.  

Para vosotros como grupo, como artistas ¿cómo es el camino hasta darse a conocer al público? 

Nani: Pues probablemente antes era mucho más fácil. Ahora parece muy fácil con las nuevas tecnologías y la era de la información, pero es todo lo contrario porque hay muchísima competencia, todo el mundo tiene un Facebook, un Twitter… todo el mundo tiene colgado su disco online pero claro ser capaz de llamar la atención sobre lo que tú has hecho…es complicadísimo. Antes era muy difícil dar el salto a que alguien de la industria, bien la alternativa o la oficial, confiara en ti y te diera un disco, pero si pasabas esa primera fase los medios de comunicación pequeños que había, las revistas y fanzines de música, hablaban de las cosas que se publicaban y que se editaban que eran relativamente pocas.  

Juan Alberto: Antes la criba la hacía la gente de la industria y de los medios y ahora la criba la hace un poco el público, pero el público también es manipulable porque claro, entre los millones de grupos que pueden grabarse un disco en su casa, son pocos los que llegan a oírse. Yo creo por una parte que las cosas que acaban saliendo es porque tienen algo que atrapa a la gente y siempre veo con un poco de precaución eso de decir que todo el mundo es manipulable, que cualquier tío de una discográfica o medio de comunicación puede hacer que alguna canción o algún grupo llegue a un nivel altísimo, yo creo que tiene que haber algo que atrape al público fuera de las manipulaciones.  

¿En vuestro caso cómo fue el paso a “la fama” o qué pensáis acerca de cómo se produjo? 

Juan Alberto: (risas) Es verdad que hubo un momento que notamos un crecimiento grande, y fue cuando sacamos el disco de Las noches de insomnio. Dimos un concierto en Madrid, en la sala Galileo Galilei, que lo recordaremos siempre porque nosotros no estábamos acostumbrados a tocar y que la gente cantara las canciones y que se les oyera y de repente vimos eso y vimos que había pasado algo, y la verdad que fue guay, porque en ese momento llevábamos 12 o 13 años tocando y fue muy bonito que de repente nuestro público se multiplicara.  

Nani: Hubo un momento en el que como que no sabíamos qué hacer con nuestras vidas, desaparecimos un poco del mapa y volvimos con Las Noches de Insomnio y de repente nos dimos cuenta de que había mucha más gente esperándonos de lo que nosotros mismos esperábamos.  

Juan Alberto: Nosotros estuvimos los primeros años con una discográfica que se llamaba Astro, era de las pioneras independientes y hubo un momento que empezamos a trabajar con Josiño y él ha sido muy importante para nosotros porque aparte de manager y de la discográfica era simplemente super fan nuestro. Al cabo de los años acabamos con él y se deja la piel por movernos y llegar a más gente. Si no tienes detrás alguien que te apoye 100%… 

Alonso: Lo normal es tener problemas con los manager, llevarte fatal, no entenderte para nada y el abandono mutuo. Debería ser alguien que te estimule y que te de ganas de funcionar. 

Nani: Las bandas que funcionan normalmente tienen detrás a un manager que entiende muy bien a la banda y que tienen roce, normalmente, habrá de todo.  

Raquel Burdallo y Alicia González


¿Te ha gustado el post?:

1 votes, 2 avg. rating

Compartir:

Codec

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies