Deutschland 83, infiltrado al otro lado del muro

deutss

Para todo aquel seguidor acérrimo de las series estadounidenses, The Americans es la ficción basada en la guerra fría por excelencia. Se trata de una serie entretenida e interesante pero a la que le falta personalidad. La serie de FX no aprovecha demasiado el toque retro que la época le regala y se esfuerza demasiado en parecer sobria y fidedigna. Pese a que ello, de momento, no le ha deparado demasiados reconocimientos en forma de galardón, función para la cual parece estar diseñada.

Lo mejor de Deutschland 83 es que ofrece todo lo contrario. Esta serie alemana de la cadena RTL ha sido una de las grandes sorpresas europeas de la reciente temporada. Pese a la crudeza de la historia, los creadores no renuncian a aderezarla con un toque fresco, incluso a veces divertido, que contrasta con las intrincadas tramas de espionaje.

La historia es sencilla: un joven de 23 años nacido en la Alemania Oriental se ve obligado a infiltrarse en el ejército de la RFA para poder salvar la vida de su madre.

El gran carisma del personaje principal reside en que se trata de una persona normal, no un espía sofisticado ni una caricatura exagerada. Martin Rauch podríamos ser cualquier de nosotros en una situación tan extrema y peligrosa como la que relata la serie. Con sus inseguridades y sus miedos. Ni tan corto (como en la citada The Americans) ni tan calvo (como la demente Carrie Mathison de Homeland).

Además, Deutschland 83 sí aprovecha al máximo la época en la que está situada (en este caso, tal y como reza el título, en la década de los 80) inundando de referencias pop los 8 episodios que comprenden su primera temporada (desde la estimulante cabecera a ritmo de Major Tom al hilarante desconcierto que provoca la llegada de las primeras computadoras a los servicios de inteligencia de la RDA). Una duración que sabe realmente a poco y más si tenemos en cuenta el desconcertante final con el que se cierra la tanda de capítulos. La conclusión (a medias) del relato, así como algunas tramas de personajes secundarios algo metidas con calzador, no consiguen deslucir a una serie fresca y trepidante.

Todavía no se ha anunciado oficialmente una segunda temporada y, aunque la audiencia ha sido algo justita, el hecho de que se haya convertido en la primera serie alemana en emitirse en Estados Unidos (SudanceTV) podría situarla muy cerca de la renovación.


¿Te ha gustado el post?:

1 votes, 3 avg. rating

Compartir:

Jordi Tobajas

jordi@codecmag.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR